Iniciar sesión Empieza a estudiar
La app de estudio todo en uno
4.8 • +11 mil reviews
Más de 3 millones de descargas
Free

Estudiar con “Speed reading”: el método de lectura rápida y comprensiva

Todos lo hemos vivido: comienza el nuevo semestre y recibes una larga lista de bibliografía, toda la que es definitivamente importante para el examen. Obviamente, te preguntarás: ¿cómo se supone que vas a estudiar tan rápido y leerlo todo en el poco tiempo que tienes? Pues tenemos la solución perfecta para ti: ¡El método de lectura rápida y comprensiva “Speed reading”! Con nuestros consejos y técnicas podrás aprender cómo leer más rápido y también de forma eficiente, aumentando la comprensión del material de estudio.

metodo speed reading para estudiar con StudySmarter

Lectura rápida para los estudios: errores típicos 

  • Perderse en los detalles
  • Saltar hacia atrás en el texto
  • Leer en voz alta

La mayoría de la gente lee palabra por palabra y absorbe la frase hasta el final, aunque no sea necesario para entender la oración. Por lo tanto, la lectura rápida consiste en eliminar los factores que ralentizan nuestra velocidad de lectura. Dependiendo del tipo de lectura, pueden haber errores de distinto tipo: tal vez te quedes atascado en líneas específicas del texto durante mucho tiempo o quizás saltes constantemente hacia atrás (especialmente en la lectura científica) porque no logras entender una idea.

El mayor enemigo al intentar descifrar cómo estudiar rápido para llegar al examen, suele ser la voz en tu cabeza que quiere leerlo todo. ¿Lo has notado alguna vez? Nuestra voz lectora es casi igual a nuestra velocidad de habla, es por esto, que la solución no es recitar la información en nuestra cabeza (lo que nos llevaría horas y horas de estudio), sino asimilarla y entenderla con los ojos. Si la técnica de lectura rápida se utiliza correctamente, se pueden leer hasta 400 o incluso 600 palabras por minuto. Eso suena muy bien, ¿no?

StudySmarter, not harder!

Con planes de estudio inteligentes, flashcards, apuntes y sets de estudio para mejorar tus notas.

Descarga la app gratis

“Speed reading”: Ventajas de las técnicas de lectura rápida 

  • Una recolección de información más eficiente
  • Aumento de la concentración
  • Mejores resultados en los exámenes

La lectura rápida no sólo consiste en leer más rápido, sino también en ser capaz de procesar lo que se ha leído más rápidamente y retenerlo en la memoria: ¡todos los estudiantes salen ganando! La buena noticia es que la lectura rápida puede entrenar tu cerebro como un músculo: se aprende a ser más productivo, a interiorizar la información más rápidamente y a recordarla con mayor eficacia.

Además, al leer más rápido también aprendes a concentrarte muy bien, ya que no puedes estar pensando cosas como “¿Por qué está la nevera vacía otra vez?” o “¿Qué planes haré este fin de semana?” si lo que quieres es absorber el material de estudio rápidamente. Por otra parte, el alto nivel de concentración asegura un mejor desempeño en el estudio, lo que te hace llegar al examen con más confianza y obtener así, óptimos resultados.

“Speed reading”: Desventajas de las técnicas de lectura rápida

  • Alto nivel de estrés
  • Capacidad limitada para absorber información

Ser capaz de leer más rápido ofrece muchas ventajas. Pero, la desventaja puede darse en personas que tienden a leer más despacio, ya que se ven sometidas a una mayor presión durante la recopilación de información. Esto se debe a que ahora tienen que estudiar en contra de su ritmo natural de lectura. Esto puede hacer que se sientan estresados rápidamente, lo que puede dificultar la absorción de la información.

También hay voces críticas entre algunos investigadores con respecto a las técnicas de lectura rápida. Un estudio publicado en la conocida revista de psicología “Psychological Science in the Public Interest” apunta a que nuestro cerebro tiene cierto límite para adquirir nueva información. Por lo tanto, no es posible leer a una velocidad ilimitada y al mismo tiempo lograr una óptima comprensión del texto.

Cómo leer más rápido 

La técnica “Speed reading” para poder estudiar más rápido

Las técnicas de lectura rápida merecen la pena, por ejemplo, si quieres estudiar textos para tu carrera, tu máster o tu presentación del instituto y, generalmente, para cuando necesites obtener una visión general del tema. Sin embargo, si se trata de textos más literarios que de hechos específicos o puntuales, tendrás que decidir por ti mismo si el “Speed reading” te da suficiente información sobre el libro, el estilo del autor, la narrativa y la idea general.

Por otro lado, la técnica de lectura rápida, definitivamente puede ser útil si tienes que leer mucho contenido a la vez. De esta forma, puedes filtrar fácilmente las fuentes que sean relevantes para ti leyendo a toda velocidad los resúmenes/introducciones/conclusiones de libros o artículos, todo de una vez y a gran velocidad. Así, te resultará mucho más fácil decidir si la fuente del texto es relevante para tu estudio o trabajo y si debes volver a leerla más adelante o no. ¡Esta selección te ahorrará mucho tiempo muy valioso!

 

Técnicas de lectura rápida

Consejos para aprender con “Speed reading”

Estos son algunos tips claves para aplicar el método de lectura rápida y comprensiva:

  1. No hables

Como se ha mencionado anteriormente, la voz lectora en nuestra mente es el mayor enemigo de la lectura rápida. Intenta no hablar a la vez, por ejemplo, conteniendo la respiración mientras lees un párrafo importante.

  1. No leas de la A a la Z

Si estás buscando cómo leer más rápido, tienes que saber que no todas las palabras del libro son relevantes. Así que anímate a rellenar los huecos, mira atentamente el índice y luego decide qué aspectos y capítulos son relevantes para ti y cuáles no.

  1. No te obsesiones con las palabras sueltas

En lugar de fijarte en palabras sueltas, hay que intentar captar párrafos enteros que tengan un significado. Además, no es necesario conocer todas las palabras para entender un texto. Por ejemplo, deberías leer sólo una de cada dos palabras de una frase o centrarte en el principio y el final de la línea. Esto te ahorrará mucho tiempo, y también sirve para los textos en otros idiomas.

  1. Ten paciencia contigo mismo

¿Sabías que hojear un texto dos veces es más eficaz que estudiarlo intensamente una vez? Esto se debe a que ya recuerdas inconscientemente muchos aspectos del texto cuando lo hojeas. La próxima vez que lo leas, tu cerebro ya tendrá puntos de acoplamiento y podrá procesar la información más rápidamente.

  1. Aprende a concentrarte

La lectura rápida consiste en ahorrar tiempo. Así que no te distraigas e imagina que deberías estar más atento al texto para poder explicarle a alguien más de qué va el tema.

  1. Utiliza objetos que te ayuden 

Puede que te sientas un poco como en la escuela primaria, pero las ayudas a la lectura, como utilizar tu dedo como guía o un lápiz a medida que vas leyendo las líneas y pasando a otras, pueden facilitar la lectura. Así, te aseguras de que no te pierdes ninguna información relevante y que tampoco pierdes la velocidad. De este modo, absorberás todo el material aunque lo leas muy rápidamente.

  1. No volver hacia atrás en la lectura

Probablemente conozcas esta situación: estás leyendo un libro y no entiendes un párrafo apenas lo lees. Por supuesto, estás acostumbrado a volver inmediatamente a releerlo, ¿no? Eso no funciona con la técnica de lectura rápida. Tú sigue leyendo, porque seguro que más adelante vuelves a encontrar el hilo. Imagina que no es posible rebobinar, como en el cine.

Ahorra tiempo, dinero y nervios con una app:

¡Disfruta gratis de miles de resúmenes y apuntes, planes y sets de estudios gratuitos!

Descarga la app gratis

Cómo estudiar rápido

Ejercicios y apps para aprender la técnica “Speed reading”

Aprender a leer rápido es un proceso largo, pero muy pronto podrás ver los progresos. Los siguientes ejercicios te ayudarán.

  1. Ejercicios de lectura rápida: Amplía tu campo de visión

Para aumentar tu velocidad de lectura, debes aumentar tu capacidad ocular, es decir la zona del libro que tu mirada toma al leer. Por ejemplo, imagina que utilizas una linterna para leer, en ese caso, sólo podrás ver un poco y siempre tendrás que saltar con la visión de un lado a otro.

Esto sería diferente con una fuente de luz más grande, porque tu campo de visión sería mayor.

Un ejercicio práctico para expandir tu visión es el siguiente: escribe en un papel 12 palabras de longitudes diferentes, una debajo de la otra, en una especie de pirámide. La palabra más larga de la pirámide debe estar en la parte inferior. Ahora coge una ficha de repaso y abre rápidamente la primera línea y vuelve a cerrarla. A continuación, comprueba si has recordado la palabra correctamente. Vas bajando hasta que ya no puedes captar una palabra. El resultado representa su rango de visión actual.

  1. Ejercicios de lectura rápida: Deja de escribir con los ojos

En este ejercicio, se divide un texto en tres columnas del mismo tamaño utilizando dos líneas verticales. Ahora empiezas a leer, pero sólo te fijas en el centro de cada columna, deteniéndote sólo tres veces por línea. Si puedes hacerlo con facilidad, ponte como objetivo fijar los ojos sólo dos veces por línea. De este modo, aprenderás a absorber mucha más información cada vez que te pares a leer.

Así, el material puede almacenarse en el cerebro a largo plazo.

  1. Apps para leer más rápido

Hay varias aplicaciones que pueden ayudarte a aprender el método de lectura rápida y comprensiva. Un ejemplo es la app “Lectura rápida – entrenamiento del cerebro”, donde puedes seguir tu progreso con diferentes ejercicios, que no sólo te ayudarán a aumentar tu velocidad de lectura, sino también a aumentar la concentración y el campo visual. La aplicación “Leer más rápido” también es otra opción, allí también podrás encontrar ejercicios que te llevarán a leer con mayor velocidad y a retener más la información, y también te brindará estadísticas detalladas sobre tus avances.

¡Es hora de dejar de preguntarte cómo estudiar más rápido, seguir nuestros consejos y aplicar de una vez la técnica “Speed reading”! ¡Manos a la obra y éxitos en ese examen!

Preguntas frecuentes sobre el método "Speed reading"

¿Qué es el "Speed reading" y por qué es un método de lectura rápida y comprensiva?

Es un método de lectura rápida que es súper útil para los estudios, ya que enseña a leer más rápido y de forma eficiente, eliminando los facores que relentizan nuestra velocidad de lectura, y aumentando la comprensión en el estudio. Con este método, podrás procesar la información más rápidamente y retenerla en la memoria.

¿Cuáles son las ventajas de una lectura rápida?

Las ventajas principales de la lectura rápida son: 1. Una recolección de información más eficiente 2. Aumento de la concentración 3. Mejores resultados en los exámenes

¿Cuáles técnicas de lectura rápida pueden ayudar en el estudio?

Algunas técnicas de lectura rápida que pueden ayudar: 1. No repetir en tu mente mientras vas leyendo el material 2. No leer todo el texto de la A a la Z 3. No obsesionarte con palabras sueltas, sino prestar atención a la idea general del párrafo 4. Tener paciencia contigo mismo (tip: hojear un texto dos veces es más eficaz que estudiarlo intensamente una vez) 5. Aprender a concentrarte 6. Utilizar objetos que te ayuden, como una lapicera o tu dedo como guía en las líneas de lectura 7. No volver hacia atrás en la lectura si no entendiste algo, más adelante encontrarás el hilo del tema.

¿Cómo estudiar más rápido con la técnica de "Speed reading"?

1. Ejercicio para ampliar tu campo de visión: esta técnica te ayudará a aumentar tu capacidad ocular, es decir, la zona del libro que tu mirada toma al leer, lo que será esencial para aumentar tu velocidad de lectura. 2. Ejercicio para dejar de escribir con los ojos: con esta técnica, aprenderás a absorber mucha más información cada vez que te pares a leer. 3. Apps: hay muchas apps que te ayudarán a leer más rápido a través de ejercicios y el monitoreo de tu progreso. Algunas de las mejores son "Lectura rápida - entrenamiento del cerebro" y "Leer más rápido".

¿Cuándo es mejor usar la técnica "Speed reading" para estudiar?

Las técnicas de lectura rápida merecen la pena, por ejemplo, si quieres estudiar textos para tu licenciatura, tu máster o tu trabajo trimestral del instituto y, generalmente, para cuando necesites obtener una visión general del tema. Por otro lado, la técnica de lectura rápida, definitivamente puede ser útil si tienes que leer mucho contenido a la vez. De esta forma, puedes filtrar fácilmente las fuentes que sean relevantes para ti leyendo a toda velocidad los resúmenes/introducciones/conclusiones de libros o artículos, todo de una vez y a gran velocidad.