StudySmarter: Estudiar mejor | Apuntes
4.5 • +22k reviews
Más de 22 millones de descargas
Gratis
|
|
Fernando e Isabel

Entre 1469 y 1556, la Península Ibérica se transformó de estados dispares en algo mucho más familiar a la España que conocemos hoy. Fue un periodo de esperanzada unidad y cruel exclusión, en el que la expansión del imperio trajo poder y riqueza a España, y guerra y enfermedad al Nuevo Mundo.

Mockup Schule Mockup Schule

Explora nuestra app y descubre más de 50 millones de materiales de aprendizaje totalmente gratis.

Fernando e Isabel

Illustration

Lerne mit deinen Freunden und bleibe auf dem richtigen Kurs mit deinen persönlichen Lernstatistiken

Jetzt kostenlos anmelden

Nie wieder prokastinieren mit unseren Lernerinnerungen.

Jetzt kostenlos anmelden
Illustration

Entre 1469 y 1556, la Península Ibérica se transformó de estados dispares en algo mucho más familiar a la España que conocemos hoy. Fue un periodo de esperanzada unidad y cruel exclusión, en el que la expansión del imperio trajo poder y riqueza a España, y guerra y enfermedad al Nuevo Mundo.

Con su fuerte autoridad, Fernando e Isabel dirigieron la transición de España de una península medieval débil y fragmentada a una España más unida y un gobierno centralizado. Este nuevo periodo comenzó con su matrimonio en 1469.

¿Qué cambios experimentó España bajo los Reyes Católicos?

Este periodo se caracteriza por la creación de la Inquisición española y el descubrimiento del Nuevo Mundo. El nuevo estado de España abarcaba una España unida y sus territorios en el Nuevo Mundo, y se creó gracias a los esfuerzos de Fernando e Isabel por unificar el país, así como a los descubrimientos del explorador Cristóbal Colón. La agitación económica y política bajo el reinado de Enrique IV de Castilla y León, al principio de este periodo, se suavizó posteriormente con la unión de Isabel y Fernando y su gobierno conjunto.

La Península Ibérica en 1469

La Península Ibérica se refiere a las zonas de la actual España y Portugal y era una región fragmentada, formada por distritos gobernados de forma independiente bajo el dominio católico y musulmán. Sin embargo, en 1469 se habían producido muchos cambios en la región que sentarían las bases de una España unida.

Reconquista

En la década de 1400, los cristianos de la Península Ibérica llevaban siglos luchando contra los invasores musulmanes (moros). Estas batallas se denominaron Reconquista porque su objetivo era la reconquista cristiana de las tierras que los moros habían controlado desde el siglo VIII. En 1469, a los cristianos sólo les quedaba un territorio por reconquistar: Granada.

Sin embargo, aunque la Reconquista había devuelto los estados al dominio cristiano, no significaba que España estuviera unificada. Quedó dividida en cinco zonas gobernadas individualmente: el Reino de Portugal, el Reino de Castilla y León, el Reino de Navarra, el Reino de Aragón y el Emirato de Granada (gobernado por los musulmanes hasta 1492).

Reconquista

Palabra española que significa la reconquista, utilizada específicamente para describir siglos de batallas de los estados cristianos para expulsar a los invasores musulmanes de España.

Enrique IV de Castilla

Reyes Católicos de España Representación moderna de Enrique IV de Castilla StudySmarterFig. 1: Representación moderna de Enrique IV de Castilla.

En 1469, Enrique IV de la dinastía Trastámara se acercaba al final de su reinado como rey de Castilla. Durante su reinado, se había casado con Juana de Portugal para asegurarse una alianza con este país, había invadido Granada sin éxito y había establecido la paz con Francia. Durante este periodo, sus gastos debilitaron las finanzas de la Corona y permitieron que los nobles (la Liga de Nobles) se hicieran demasiado poderosos.

DinastíaTrastámara

Dinastía de reyes y reinas de España e Italia que gobernó Castilla desde 1369.

El poder de los nobles en la toma de decisiones de la Corona debilitó la posición del monarca. Para Enrique IV, esto se hizo evidente en 1465, cuando se negaron a aceptar a su hija como heredera al trono (debido a disputas sobre si él era su padre) y coronaron a su hermano Alfonso en su lugar.

El matrimonio de Fernando e Isabel de España

Alfonso murió en 1468, dejando a Isabel, hermanastra de Enrique, como heredera al trono. Enrique lo aceptó a regañadientes, siempre que ella le permitiera concertar una alianza matrimonial estratégica para ella con Alfonso V de Portugal. Isabel se negó y se casó en secreto con su primo Fernando de Aragón en 1469, creando una unión entre Castilla y Aragón en lugar de Portugal. Se produjo una guerra con Portugal cuando Alfonso V de Portugal se casó con la hija de Enrique IV, Juana, e intentó reclamar la sucesión castellana. Sin embargo, Isabel salió victoriosa de este conflicto, que la consolidó como una soberana fuerte y legítima.

La restauración de la autoridad y el gobierno reales

El accidentado pero exitoso ascenso al trono de Isabel marcó el inicio de la restauración de la autoridad real. También la estableció desde el principio como una poderosa líder. Utilizó esta reputación para construir estructuras que la apoyaran.

La llegada al trono de Isabel y la guerra con Portugal

Como ya hemos mencionado, Isabel se encontró con uno de los primeros problemas de su reinado poco después de que Enrique IV muriera y le dejara el trono. Un complot para instalar a la hija de Enrique como legítima reina provocó una guerra entre Castilla y Portugal: la Guerra de Sucesión Castellana. Los Reyes Católicos obtuvieron una gran victoria en la Batalla de Toro, estableciendo a Isabel como líder fuerte y asegurando su posición como reina de Castilla.

La guerra continuó hasta 1479, con Castilla ganando en tierra y Portugal ganando en el mar. Mientras que el resultado de Castilla en tierra constituyó una victoria para los Reyes Católicos, el derecho exclusivo portugués a la navegación en el Atlántico representó una importante pérdida de riqueza y poder potenciales. Los descubrimientos de Cristóbal Colón rectificaron más tarde esta situación, como veremos.

Autoridad real y gobierno

Habiéndose afirmado como líderes fuertes, los monarcas hicieron que el gobierno fuera más centralizado y poderoso mediante el establecimiento de:

  • El Consejo de Hacienda (1480).

  • El Consejo de Hermandad (1476-98).

  • El Consejo de las Órdenes de Caballería.

Los monarcas colaboraron con las fuerzas de justicia locales, llamadas hermandades, y se sirvieron de ellas para controlar e impartir justicia en las ciudades y distritos. La nobleza había impartido formalmente la justicia local, por lo que se estableció una Hermandad general para Castilla, Léon y Asturias para dar a la corona más poder y control.

Relaciones exteriores con Francia

Tras la muerte de Isabel en 1504, Fernando se casó con Germaine de Foix, hija del pretendiente al trono del reino de Navarra. Esto significaba que cualquier hijo de este matrimonio tendría derecho al trono de Navarra. La relación también fortaleció brevemente la relación de España con Francia antes de las Guerras Italianas (batalla franco-española por el poder sobre Italia) de 1512, cuando las relaciones volvieron a deteriorarse.

En un intento de enviar tropas a Francia, Fernando invadió el Reino de Navarra y estableció el control sobre la región. Aragón, entonces, subsumió al Reino de Navarra, haciendo una España aún más unida.

Cuestiones y políticas sociales

Isabel y Fernando se esforzaron por invertir algunos de los problemas sociales que habían surgido bajo Enrique IV. El poder que habían acumulado los nobles era peligroso para la autoridad de la Corona, como demostró su rechazo a Joana como heredera legítima. Además, las rebeliones campesinas también amenazaban la estabilidad del reino y podían aumentar la disidencia contra la monarquía. Durante el reinado de Isabel y Fernando, se desarrollaron las ciudades y las industrias, se atendieron algunas de las preocupaciones de los campesinos y el poder cambió a favor de la nobleza.

La nobleza

Isabel y Fernando tuvieron que ser cautelosos en su trato con los nobles. Habían tenido demasiado poder durante el reinado de Enrique IV y habían podido controlar la sucesión real. Aunque los monarcas habían revocado algunas de sus tierras, la mayoría de sus propiedades permanecían intactas. Isabel y Fernando redujeron su poder apartándolos de la administración real.

El campesinado

En Castilla, los campesinos estaban empobrecidos. La tierra era árida y la agricultura estaba poco desarrollada, y Castilla obtenía mucho dinero de sus exportaciones de lana cruda. Esto dio poder a los pastores de ovejas. Recorrían cientos de kilómetros desde los pastos de verano a los de invierno, echando a perder las tierras cultivadas de los campesinos.

En la Península Ibérica, como en muchos países europeos, existía un sistema feudal. Esto significaba que los campesinos tenían que pagar tasas y realizar tareas para los nobles en cuyas tierras vivían. Las condiciones empeoraron progresivamente para los campesinos en el siglo XIV, tras el auge de las ciudades catalanas, la peste negra y las malas cosechas que provocaron un descenso de la población rural y de la agricultura. Los nobles impusieron derechos señoriales más estrictos, sometiéndolos a crueles exacciones monetarias y a condiciones de trabajo más duras.

Derechos señoriales

Los derechos que los nobles tenían sobre los campesinos.

En Barcelona se habían producido violentos movimientos sociales denominados Guerras de los Remensas. Los campesinos remença catalanes y las clases bajas se rebelaron contra los nobles porque eran muy maltratados. En 1486, Fernando apaciguó a los campesinos con la Sentencia Arbitral de Guadalupe, un decreto legal que abolía la servidumbre y algunas de las obligaciones feudales de los campesinos a cambio de una compensación monetaria para los señores.

Contexto histórico

Aunque este decreto no abolió por completo el sistema feudal ni el trato cruel a los campesinos, permitió mejorar las condiciones y el derecho a establecer contratos de arrendamiento con los terratenientes. El campo catalán gozó de una prosperidad general y los campesinos disfrutaron de libertades que otros campesinos de la Península Ibérica o de toda Europa no experimentarían hasta los siglos XVIII y XIX.

Religión

Isabel y Fernando eran católicos y creían que el catolicismo debía ser la única religión en España. Sus firmes opiniones les llevaron a establecer la Inquisición española en 1478, que juzgaba a cualquiera que fuera acusado de herejía (no catolicismo). La Inquisición sobreviviría mucho tiempo a los Reyes Católicos y causaría la muerte, expulsión y tortura de miles de personas durante los siglos siguientes.

Reconquista de Fernando e Isabel

En 1482-92 Fernando dirigió una campaña contra el reino musulmán de Granada, con el objetivo de reconquistarlo como territorio cristiano. Tuvo éxito: un largo asedio en enero de 1492 obligó al sultán Muhammad XII a rendir la ciudad.

La Conquista de Granada unificó España bajo el dominio católico y fue un gran éxito para Isabel y Fernando. También hizo posibles los viajes de Cristóbal Colón, ya que los gobernantes españoles podían dedicar más tiempo a la exploración de ultramar ahora que se habían resuelto las disputas internas y los territorios.

Estancamiento económico y cambio

España realizó sus primeros descubrimientos en el Nuevo Mundo a finales del siglo XV. Esto alivió el problema del monopolio portugués en el Atlántico y allanó el camino hacia un gran poder y fortuna.

El descubrimiento del Nuevo Mundo

Cuando Cristóbal Colón, un marino inexperto pero decidido, acudió a España para pedir apoyo, la Corona accedió (tras el rechazo en 1486) a patrocinar su expedición en 1492.

En su expedición, Colón descubrió las Bahamas, Cuba y La Española, y luego regresó varias veces para descubrir Trinidad, Sudamérica continental y Honduras. La Corona reclamó estos países con el Inter caetera de 1493. Estos descubrimientos iniciaron el Imperio español y allanaron el camino a futuros exploradores.

Los gobernantes españoles y portugueses decidieron que era necesaria una división de la influencia para evitar conflictos por las zonas de exploración. En 1494 se estableció el Tratado de Tordesillas, que dividía las Américas entre las dos potencias.

Aunque estos descubrimientos fueron beneficiosos para España, perjudicaron a los habitantes de estos países. España colonizó los países, esclavizándolos e imponiéndoles la cultura española (lengua, catolicismo). Muchos habitantes murieron a causa de la exploración española y de las guerras, trabajos forzados y enfermedades que la acompañaron.

Los logros de Fernando e Isabel

Fernando e Isabel centralizaron España bajo el dominio de la Corona y se establecieron como líderes autoritarios y populares. Reformaron las finanzas, debilitaron los poderes de la nobleza y establecieron sistemas de justicia controlados.

Ciertamente, España también se había unificado geográficamente. Al final del reinado de Fernando, las cinco grandes potencias se habían convertido en tres: Castilla conquistó Granada y Aragón adquirió Navarra. Por tanto, en 1516 sólo quedaban como reinos independientes Castilla, Aragón y Portugal.

Sin embargo, aunque las coronas estaban unidas, los dos reinos de Aragón y Castilla seguían siendo muy diferentes en sus instituciones, tradiciones y lengua. La Corona tenía un poder limitado en estos dos reinos y gran parte del gobierno seguía siendo local. Aunque este periodo se asocia con la unidad política, el matrimonio nunca condujo a una unión política, económica o institucional concreta de la Península Ibérica.

Al examinar los éxitos y fracasos del gobierno de Isabel y Fernando, es posible que te encuentres con preguntas en las que se te pregunte si una política concreta tuvo éxito o no. He aquí un ejemplo de lo que podrían preguntarte y cómo enfocarlo:

Fernando e Isabel no consiguieron hacer frente con eficacia a los desafíos internos a la Corona española".

española". Valora la validez de esta opinión sobre los años 1474 a 1504.

Al responder a esto, tendrás que explorar los argumentos que apoyan y se oponen a esta afirmación, y luego llegar a tu propia conclusión con éstos como pruebas. Éstos son algunos de los argumentos que podrías examinar:

A favor (fracasaron)En contra (tuvieron éxito)
  • La nobleza representaba un desafío constante y Fernando e Isabel tuvieron que constreñirla mediante sobornos y concesiones.
  • Las divisiones entre Castilla y Aragón dificultaron el gobierno.
  • La Corona se enfrentó a retos financieros, que aumentaron después de 1504 con la llegada de la guerra, la inflación y la corrupción.
  • A pesar de la introducción de la Inquisición española, Isabel y Fernando no consiguieron transformar la Península Ibérica en una región exclusivamente católica. El testamento de Isabel en 1504 reveló que sentía que había fracasado en algunos de estos retos domésticos.
  • Isabel y Fernando mejoraron notablemente el gobierno real tras el reinado de Enrique.
  • El poder absoluto de los monarcas redujo el poder de la nobleza.
  • La Conquista de Granada fortaleció a los Reyes Católicos y su prestigio.
  • No hubo revueltas importantes en el reinado de Isabel y Fernando.
  • Intentaron reforzar la economía y revertir algunas de las dificultades financieras de la Corona.
  • Hicieron frente con éxito a todos los desafíos, ganaron la conquista de Granada, aseguraron Navarra y apaciguaron las amenazas religiosas.

Fernando e Isabel - Puntos clave

  • En 1469, la Península Ibérica estaba dividida en cinco zonas diferentes: el Reino de Portugal, el Reino de Castilla, el Reino de Aragón, el Reino de Navarra y el Emirato de Granada (de gobierno musulmán).
  • El matrimonio de Isabel y Fernando unió Castilla y Aragón bajo la Corona, pero los reinos siguieron siendo en gran medida independientes.
  • En 1492, el poder de España en la escena mundial cambió drásticamente cuando Cristóbal Colón descubrió América e inició la colonización española.
  • Isabel y Fernando centralizaron el gobierno y debilitaron el poder de los nobles.
  • La reconquista de Granada por Fernando en 1492 restableció el dominio católico sobre España.
  • La invasión de Navarra por Fernando hizo que España sólo quedara dividida en tres reinos: Portugal, Castilla y Aragón.

Preguntas frecuentes sobre Fernando e Isabel

Fernando e Isabel fueron los Reyes Católicos de España, unificados en el matrimonio. Gobernaron juntos en los reinos de Castilla y Aragón desde 1474 hasta la muerte de Isabel en 1504.

Durante su reinado, Fernando e Isabel unificaron España, completaron la Reconquista con la conquista de Granada, expulsaron a los judíos, establecieron la Inquisición y patrocinaron el viaje de Cristóbal Colón.

El legado de Fernando e Isabel incluye la unificación de España, la expansión de sus territorios en América y Europa, y el establecimiento de una identidad cultural y religiosa homogénea en el país.

Sus hijos más conocidos incluyen a Juana la Loca, reina de Castilla; Catalina de Aragón, esposa de Enrique VIII de Inglaterra; María de Aragón, reina de Portugal; e Isabel de Aragón, reina de Dinamarca.

Pon a prueba tus conocimientos con tarjetas de opción múltiple

¿Con qué dos gobernantes casados se asocia la "Nueva Monarquía"?

¿Cuál de estos logros consiguió Enrique IV de Castilla durante su reinado? (Elige dos)

¿Cuáles fueron los efectos de la Guerra de Sucesión Castellana? (Elige dos)

Siguiente
Conoce más sobre Fernando e Isabel

Únete a más de 22 millones de estudiantes que aprenden con nuestra app StudySmarter.

La primera app de aprendizaje que realmente tiene todo lo que necesitas para superar tus exámenes en un solo lugar.

  • Tarjetas y cuestionarios
  • Asistente de Estudio con IA
  • Planificador de estudio
  • Exámenes simulados
  • Toma de notas inteligente
Únete a más de 22 millones de estudiantes que aprenden con nuestra app StudySmarter. Únete a más de 22 millones de estudiantes que aprenden con nuestra app StudySmarter.

Regístrate para poder subrayar y tomar apuntes. Es 100% gratis.

Empieza a aprender con StudySmarter, la única app de estudio que necesitas.

Regístrate gratis
Illustration

Entdecke Lernmaterial in der StudySmarter-App