StudySmarter: Estudiar mejor | Apuntes
4.5 • +22k reviews
Más de 22 millones de descargas
Gratis
|
|
Desigualdad de género

Uno de los aspectos del parto que más esperan los padres es conocer el sexo de su hijo. La revelación del sexo se ha convertido en una gran tendencia en los últimos tiempos. Sin embargo, el impacto del género en la sociedad es algo sobre lo que no tenemos control.

Mockup Schule Mockup Schule

Explora nuestra app y descubre más de 50 millones de materiales de aprendizaje totalmente gratis.

Desigualdad de género

Illustration

Lerne mit deinen Freunden und bleibe auf dem richtigen Kurs mit deinen persönlichen Lernstatistiken

Jetzt kostenlos anmelden

Nie wieder prokastinieren mit unseren Lernerinnerungen.

Jetzt kostenlos anmelden
Illustration

Uno de los aspectos del parto que más esperan los padres es conocer el sexo de su hijo. La revelación del sexo se ha convertido en una gran tendencia en los últimos tiempos. Sin embargo, el impacto del género en la sociedad es algo sobre lo que no tenemos control.

¿Cómo afecta el género a nuestra calidad de vida y a la probabilidad de experimentar determinadas cosas? Se ha demostrado que el género es una dimensión crucial de la desigualdad.

  • En esta explicación, exploraremos hechos y estadísticas sobre la desigualdad de género.
  • A continuación, nos preguntaremos: ¿Cuáles son los efectos de la desigualdad de género?
  • Después, veremos algunos ejemplos de desigualdad de género, examinando cómo se experimenta la desigualdad de género en la educación, el lugar de trabajo y la asistencia sanitaria.

Datos sobre la desigualdad de género

La sociología estudia la discriminación entre géneros y cómo se interpreta. En el contexto de la Estratificación y la Diferenciación, podemos examinar la desigualdad de género y cómo modifica nuestras oportunidades vitales.

Lasoportunidades vitales se refieren a las oportunidades que recibe una persona para aumentar su calidad de vida. Varían en función del sexo, la etnia, la clase social, la discapacidad y la sexualidad.

Los sociólogos observan que algunas mujeres tienen mejores oportunidades vitales que otras en función de los factores mencionados. Por tanto, es importante considerar cómo el género interactúa con otros factores, como la clase social y la etnia, para influir en las oportunidades vitales.

¿Por qué es un problema la desigualdad de género?

La desigualdad de género es un problema en la sociedad porque permite un trato injusto de las personas en función de su sexo.

Los sociólogos la consideran un problema porque, entre otras consecuencias, mantiene a las mujeres en la pobreza. La falta de empleos bien pagados, la peor asistencia sanitaria y el bajo rendimiento previo en educación dejan a las mujeres en desventaja. Esto frena posteriormente el crecimiento económico, ya que la mayoría de los hombres ganan más, limitando la calidad de vida de las mujeres.

Estadísticas de desigualdad de género

Una forma clara de ver la desigualdad inmediata entre géneros es observar los datos concretos. Según la ONS (Oficina de Estadísticas Nacionales):

En el Reino Unido, los hombres ganan ahora de media un 17,9% más que las mujeres por hora".

Se trata de una tendencia común en todo el mundo, en la que las mujeres se quedan cortas con demasiada frecuencia. La diferencia salarial entre hombres y mujeres es una forma útil de que los sociólogos comprueben las diferencias sociales entre hombres y mujeres en todo el mundo.

Pero, ¿cómo afectan realmente estas estadísticas a las mujeres? Veámoslo.

Efectos de la desigualdad de género

Al explorar la desigualdad de género, es importante fijarse también en sus efectos, como la falta de oportunidades laborales para las mujeres, el salario más bajo y el trabajo doméstico. Afecta al desarrollo social, sobre todo en los países en desarrollo, ya que muchas mujeres no tienen acceso a la educación necesaria para seguir una carrera que merezca la pena.

Al repetirse estas desigualdades, se crea un sistema autorreplicante en la sociedad que sigue beneficiando a los hombres mientras que las mujeres se quedan atrás. Los países con mayor igualdad de género tienen sociedades más conectadas, así como menores niveles de comportamiento antisocial. En general, la igualdad proporciona una mejor calidad de vida en la que las personas pueden tener éxito personal y profesionalmente independientemente de su sexo.

A la luz de la información anterior, examinaremos tres áreas principales de la desigualdad de género: salud, educación y oportunidades laborales.

Ejemplos de desigualdad de género

La desigualdad de género puede encontrarse en muchos ámbitos de la vida, como los siguientes:

Desigualdad de género en la salud

Es importante señalar que, estadísticamente, las mujeres viven más que los hombres. Sin embargo, a menudo experimentan más mala salud. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) (2008), las diferencias de género en la salud se deben a factores sociales y biológicos.

Desigualdad en el acceso a la asistencia sanitaria

El acceso a la asistencia sanitaria es diferente para todos los géneros. Las mujeres suelen tener dificultades para acceder a la asistencia sanitaria con la misma libertad que los hombres, sobre todo en países sin un sistema sanitario gratuito.

Las empresas del sector primario tienen más probabilidades de proporcionar seguro médico a los trabajadores cualificados, que casualmente son hombres. Las mujeres pueden tener dificultades para acceder a este tipo de asistencia sanitaria debido a su posición laboral, tradicionalmente en el sector secundario. A continuación se exponen las diferencias entre los distintos tipos de sectores.

La falta de acceso a la asistencia sanitaria afecta enormemente a las oportunidades vitales de las mujeres. Dado que mantenerse sano es clave para una mayor calidad de vida, las mujeres de todo el mundo sufren más enfermedades que los hombres.

Desigualdad de género, Imagen de equipos médicos y píldoras, StudySmarter.Fig. 1. El acceso a la asistencia sanitaria varía según el género, siendo más fácil para los hombres que para las mujeres.

La obesidad en hombres y mujeres

Estadísticamente, los hombres tienen más probabilidades de ser clasificados como obesos o con sobrepeso que las mujeres, independientemente de su situación económica. Esto tiene enormes repercusiones negativas en su salud y limita las oportunidades vitales de los hombres.

Sin embargo, las tasas de obesidad de las mujeres se ven afectadas en gran medida por sus ingresos. Las que tienen ingresos más bajos tienen muchas más probabilidades de padecer sobrepeso u obesidad. Esta correlación entre ingresos y salud es preocupante para los sociólogos. Tiene un gran impacto en sus oportunidades vitales: las mujeres que tienen dificultades económicas también corren el riesgo de padecer obesidad. A ello se añade la falta de asistencia sanitaria adecuada, que reduce sus oportunidades vitales.

Desigualdad de género en la educación

El sistema educativo desempeña un papel clave en la desigualdad de género. Veamos algunas estadísticas y hechos actuales y exploremos cómo ha cambiado con el tiempo el papel del género en la educación.

Asignaturas universitarias de género

En la educación, determinados géneros dominan asignaturas específicas. Las Ciencias Informáticas y la Ingeniería están dominadas por los hombres en un 80%, mientras que en Inglés y Artes, los hombres sólo representan alrededor del 30% de las matrículas (Oficina Gubernamental de Igualdad). Estos roles reflejan las normas de género de la sociedad que han sido arraigadas desde una edad temprana.

La diferencia de género dentro de estas materias sugiere que el sistema educativo cultiva potenciales específicos en función del género. Si tienes en cuenta que los campos laborales técnicos suelen estar mejor pagados que los artísticos, puedes entender cómo puede afectar esto a las oportunidades vitales de las mujeres.

Planes de estudio y socialización sexistas

Es importante observar el cambio en el rendimiento de los géneros.

Antes de los años 80, el rendimiento académico de las chicas era inferior al de los chicos. Muchas abandonaban los estudios y no se planteaban ir a la universidad. Los sociólogos de la época dieron algunas explicaciones al respecto.

Juguetes y preferencias académicas

En el programa escolar, a las niñas se les solían dar asignaturas típicamente "femeninas", como costura, mientras que los niños seguían con asignaturas como matemáticas y ciencias. Además, Ann Oakley (1974) descubrió que los padres tendían a empujar a sus hijos hacia papeles diferentes, proporcionando juguetes de estilo doméstico a las niñas y juguetes más prácticos a los niños. Por ejemplo, cocinas de juguete para las niñas y coches, aviones y figuras de acción para los niños.

Argumentó que la socialización de género conducía a la desigualdad de género, ya que se animaba a las niñas y a los niños a tomar caminos diferentes. Más concretamente, se anima a las niñas a asumir y mantener el "rol expresivo", que muestra características de crianza, cuidado y apoyo emocional. En la educación, esto hace que sea más probable que las mujeres se dediquen a funciones como la enfermería, la enseñanza y/o funciones de apoyo a otras personas, como el trabajo de secretaria.

Cambios en los objetivos y aspiraciones de género

Sue Sharpe realizó un estudio en los años 70 en el que descubrió que la prioridad de las chicas de clase trabajadora era casarse y tener hijos. Estas explicaciones muestran las desigualdades a las que se enfrentaban las chicas y su consiguiente bajo rendimiento. Sus oportunidades en la vida se veían limitadas por las opiniones patriarcales de la sociedad.

Desigualdad de género, Dos chicas jóvenes escribiendo en un cuaderno, StudySmarterFig. 2. El rendimiento escolar de las niñas era escaso, pero ahora supera al de los niños.

Sin embargo, en la década de 1990, los logros de las niñas aumentaron significativamente. Cuando el movimiento feminista aportó más derechos y nuevas perspectivas, la presión sobre las niñas para que se ajustaran a sus roles de género empezó a desaparecer. Esto impulsó sus oportunidades en la vida.

En 2014, el 73% de los resultados de las chicas en el GCSE fueron de C o superior, mientras que los chicos se situaron en el 64%. El número de chicas que estudian carreras universitarias ha superado al de chicos. Los sociólogos han presentado algunas explicaciones sobre los motivos de esta situación.

Sharpe repitió su estudio anterior y descubrió que, en la década de 1990, no era tan probable que las adolescentes dieran prioridad al matrimonio y a tener hijos como antes. Además, la Ley de Igualdad Salarial (1970 ) impulsó la carrera profesional de las mujeres, haciendo más gratificante estudiar mucho.

Masculinidades en la educación

En 1998, JonSwain llevó a cabo su trabajo Masculinities in Education (Masculinidades en la educación). Estudió algunas escuelas británicas de élite y observó que el entorno de las aulas estaba mejor preparado para el aprendizaje femenino. Los profesores tenían ideas preconcebidas negativas sobre el rendimiento de los chicos. A menudo castigaban a los chicos por su bajo rendimiento en lugar de ayudarles.

Swain argumentó que esto podía hacer que los chicos formaran parte de subculturas antiescolares debido a creencias interiorizadas de que no son "buenos" en la escuela, lo que significa que no tiene mucho sentido intentarlo.

También descubrió que los chicos pertenecían a varias categorías de masculinidad, lo que repercutía en su aprendizaje y su entorno educativo . Los que tenían rasgos más masculinos pertenecían a los grupos sociales dominantes y eran respetados en la escuela.

Este estudio muestra cómo las oportunidades vitales de los chicos pueden verse mermadas por el sistema educativo al ser maltratados en función de su sexo. Es posible que no puedan mostrar todo su potencial y, por tanto, obtengan menos logros. Recibir un trato diferente en función de la masculinidad percibida puede disminuir su calidad de vida al repercutir en su salud mental y sus amistades.

Desigualdad de género en el lugar de trabajo: cómo resolver la desigualdad de género

Uno de los lugares más destacados donde se experimenta la desigualdad de género es en el lugar de trabajo. Veamos por qué.

La brecha salarial de género es la diferencia sustancial de retribución entre hombres y mujeres. A menudo los hombres cobran más que las mujeres por la misma función. Los medios de comunicación se han hecho eco con frecuencia de este problema, que es un tema clave de las campañas de los grupos feministas.

Estadísticas de desigualdad de género en el trabajo

Según la Oficina Nacional de Estadística, la diferencia salarial entre hombres y mujeres asciende al 7,9% en abril de 2021, frente al 7,0% en 2020. Además de esto, podemos fijarnos en el reciente impacto de la pandemia del COVID-19. Muchas más mujeres fueron despedidas que hombres, lo que tuvo un mayor impacto negativo en sus finanzas.

¿Te sorprenden estas estadísticas? ¿Cómo podríamos aplicar el cambio?

Trabajo no remunerado y desigualdad

Al igual que en el empleo remunerado, existe desigualdad de género en el trabajo no remunerado. Una encuesta del gobierno británico (análisis de la ONS sobre HETUS) realizada en 2015 reveló que las mujeres realizaban más trabajo no remunerado en todas las categorías que los hombres, excepto en el transporte.

Las mujeres dedicaban una media de 7,28 horas semanales a cocinar, mientras que los hombres cocinaban durante 3,65 horas. Además, las mujeres dedicaban más del doble de tiempo a tareas como la colada y el cuidado de los niños.

El mercado laboral dual y las expectativas de género

Barron y Norris (1976) señalaron la cuestión del mercado laboral dual. Sostienen que el mercado laboral se divide en sectores primario y secundario.

El sector primario está formado por trabajadores cualificados con un salario elevado y seguridad laboral que ascienden en función de sus logros.

El sector secundario está formado por trabajadores menos cualificados, con salarios bajos y poca seguridad laboral. Hay altos niveles de rotación.

Barron y Norris sostienen que los hombres dominan el sector primario, mientras que las mujeres suelen trabajar en el secundario. Una de las razones es la doble jornada que realizan las mujeres; compaginan el mantenimiento del hogar y el trabajo remunerado.

La baja remuneración del sector secundario se ve contrarrestada por la flexibilidad del trabajo, que se ajusta a su doble jornada, lo que lo convierte en una opción más sostenible para las mujeres. Esto disminuye las oportunidades vitales de las mujeres, ya que deben competir por puestos más altos en el mercado primario, a la vez que cumplen también con sus obligaciones domésticas.

Desigualdad de género, Mujer trabajando en un escritorio con el ordenador, StudySmarterFig. 3. Las mujeres completan un doble turno de trabajo remunerado y de cuidados.

Las mujeres como ejército laboral de reserva

También podemos explorar el ejército de reserva de mano de obra. Este término se refiere a quienes están dispuestos a trabajar por salarios extremadamente bajos en un empleo potencialmente temporal. El ejército de trabajo de reserva tiene su origen en el marxismo, que afirma que explota al proletariado y sirve a la burguesía. Este ejército de mano de obra está formado principalmente por mujeres, lo cual es un punto importante a tener en cuenta al estudiar la desigualdad de género.

El triple turno y la explotación de las mujeres

Duncombe y Marsden (1995) acuñaron el término "triple turno", cuando se espera que las mujeres desempeñen tres funciones en la estructura familiar: tareas domésticas, trabajo remunerado y trabajo emocional. Al ocupar puestos en el ejército laboral de reserva, las mujeres pueden llevar a cabo sus múltiples responsabilidades. Aunque no quieran estar en estos papeles mal pagados, su triple turno les deja poco tiempo para trabajar.

Según las feministas radicales, las mujeres forman parte del ejército laboral de reserva debido a la discriminación y la intimidación de los hombres. Los hombres no quieren que las mujeres alcancen puestos de responsabilidad e intentan asegurarse de que permanezcan en el ejército laboral de reserva. Lo hacen mediante el acoso y la discriminación en el trabajo.

Esto afecta a las oportunidades vitales de las mujeres, ya que significa que no pueden conseguir una carrera profesional sólida. Sus empleos mal pagados sólo ofrecen una solución temporal. Al trabajar en empleos mal pagados, su calidad de vida disminuye, ya que no pueden permitirse lujos que otros sí podrían permitirse. Trabajar a triple turno mientras conservan su empleo les deja poco tiempo para sí mismos y disminuye aún más su calidad de vida y sus oportunidades vitales.

En tu opinión, ¿cuáles deberían ser los primeros pasos hacia la igualdad de género?

Desigualdad de género - Puntos clave

  • Las oportunidades en la vida son las oportunidades que recibe una persona para aumentar su calidad de vida. La desigualdad de género es un problema en la sociedad porque permite un trato injusto de las personas en función de su sexo.
  • Las tres principales desigualdades se dan en el lugar de trabajo, en los sistemas educativos y en la salud.
  • En salud, estadísticamente las mujeres viven más que los hombres; sin embargo, suelen padecer más mala salud. El acceso a la asistencia sanitaria es diferente según el género.
  • En educación, las asignaturas universitarias, un plan de estudios sexista y los cambios de actitud pueden explicar la desigualdad de género en el sistema educativo.
  • En el trabajo, la diferencia salarial entre hombres y mujeres es un claro ejemplo de desigualdad de género. Según la Oficina Nacional de Estadística, la diferencia salarial entre hombres y mujeres es del 7,9% en abril de 2021, frente al 7,0% en 2020.

Referencias

  1. Oficina Nacional de Estadística. (2021). Monitor de Igualdad de Género: Seguimiento de los avances en igualdad de género. https://assets.publishing.service.gov.uk/government/uploads/system/uploads/attachment_data/file/814080/GEO_GEEE_Strategy_Gender_Equality_Monitor_tagged.pdf

Preguntas frecuentes sobre Desigualdad de género

La desigualdad de género en sociología es el estudio de las diferencias y discriminaciones entre individuos según su género, lo que puede llevar a situaciones de injusticia y limitaciones en oportunidades sociales, económicas y políticas.

Las principales causas de la desigualdad de género incluyen la socialización de roles de género, estereotipos, el sistema patriarcal, la falta de políticas de igualdad efectivas y la violencia y discriminación de género.

El impacto de la desigualdad de género incluye limitaciones en el acceso a oportunidades, brecha salarial, violencia de género, falta de representación política y en puestos de liderazgo, y perpetuación de estereotipos.

Para combatir la desigualdad de género, es necesario promover la equidad educativa, implementar políticas de igualdad, empoderamiento a mujeres y grupos marginados, sensibilizar y educar sobre estereotipos de género y promover la participación activa de ambos géneros en todos los ámbitos.

Únete a más de 22 millones de estudiantes que aprenden con nuestra app StudySmarter.

La primera app de aprendizaje que realmente tiene todo lo que necesitas para superar tus exámenes en un solo lugar.

  • Tarjetas y cuestionarios
  • Asistente de Estudio con IA
  • Planificador de estudio
  • Exámenes simulados
  • Toma de notas inteligente
Únete a más de 22 millones de estudiantes que aprenden con nuestra app StudySmarter. Únete a más de 22 millones de estudiantes que aprenden con nuestra app StudySmarter.

Regístrate para poder subrayar y tomar apuntes. Es 100% gratis.

Empieza a aprender con StudySmarter, la única app de estudio que necesitas.

Regístrate gratis
Illustration

Entdecke Lernmaterial in der StudySmarter-App