Monetarismo

Sumérgete en el intrincado mundo de la macroeconomía con esta completa guía sobre el Monetarismo. Comprende el concepto básico y el contexto histórico del Monetarismo y explora cómo contrasta con la economía keynesiana. Profundiza en la teoría del Monetarismo y su impacto en el crecimiento económico, al tiempo que descubres cómo facilita el control de la inflación. Explorando el papel de los agregados monetarios y las diversas estrategias para regular la inflación, adquirirás una sólida comprensión de la correlación crucial entre el Monetarismo y el control de la inflación.

Pruéablo tú mismo Regístrate gratis
Monetarismo Monetarismo

Crea materiales de aprendizaje sobre Monetarismo con nuestra app gratuita de aprendizaje!

  • Acceso instantáneo a millones de materiales de aprendizaje
  • Tarjetas de estudio, notas, exámenes de simulacro y más
  • Todo lo que necesitas para sobresalir en tus exámenes
Regístrate gratis

Millones de tarjetas didácticas para ayudarte a sobresalir en tus estudios.

Regístrate gratis

Convierte documentos en tarjetas de estudio gratis con IA.

Tarjetas de estudio
Índice de temas

    Qué es el Monetarismo - Entender la definición

    El Monetarismo es una teoría económica que hace hincapié en el papel vital de la oferta monetaria de un país para controlar la inflación y estimular el crecimiento económico. Se basa en la idea de que el control estricto de la oferta monetaria, más que la política fiscal, es la forma más eficaz de estabilizar las economías.

    Concepto básico del monetarismo

    Para entender el monetarismo hay que comprender los términos oferta monetaria e inflación.

    La oferta monetaria es la cantidad total de dinero disponible en una economía en un momento determinado, mientras que la inflación es el aumento porcentual del nivel general de precios de los bienes y servicios en una economía durante un periodo de tiempo.

    Utilizando estos conceptos, el monetarismo postula que controlar el crecimiento de la oferta monetaria es la clave para controlar la inflación y estabilizar la economía. Los monetaristas creen que mantener una tasa de crecimiento constante y baja de la oferta monetaria previene la inflación galopante y evita las perturbaciones de los ciclos de auge y caída. Esta idea se expresa en la fórmula plantada por el monetarismo, denominada Ecuación del Intercambio:

    \[ MV = PT \] donde: \(M\) representa la oferta monetaria, \(V\) es la velocidad del dinero, \(P\) es el nivel general de precios, y \(T\) es el volumen de transacciones en la economía.

    Esta ecuación revela que un aumento excesivo de la oferta monetaria en relación con las transacciones (\(T\)) puede provocar inflación (\(P\)) si la velocidad del dinero (\(V\)) permanece constante. Por tanto, los monetaristas abogan por controlar la oferta monetaria para estabilizar los precios y fomentar el crecimiento económico. El monetarismo difiere notablemente de la economía keynesiana, otra teoría económica popular.
    • La economía keynesiana se centra en la política fiscal, el gasto público y los impuestos como palancas de control económico.
    • El monetarismo hace hincapié en el control de la oferta monetaria por el banco central.

    Contexto histórico de la definición de Monetarismo

    El monetarismo como teoría económica ganó popularidad en la década de 1970, principalmente a través del trabajo del economista Milton Friedman. Fue su trabajo el que puso un énfasis renovado en la importancia de la política monetaria, en un momento en que el mundo se tambaleaba por los efectos de la rápida inflación.

    Durante la posguerra, el keynesianismo se impuso con su énfasis en la intervención gubernamental y las políticas fiscales. Sin embargo, con las crisis económicas de la década de 1970, que incluían unas tasas de inflación disparadas, un elevado desempleo y un lento crecimiento económico, se creó una brecha para un nuevo pensamiento económico, que resultó ser un terreno fértil para el crecimiento de la teoría monetarista.

    Los defensores del monetarismo propusieron que los problemas experimentados durante esta época no se debían a problemas inherentes a la economía de mercado, como afirmaban los keynesianos, sino que estaban causados por cambios erráticos en la oferta monetaria. Defendían la adopción de políticas basadas en la solidez del dinero y una política monetaria basada en reglas, en la que la oferta monetaria se gestionara de forma coherente, en lugar de estar sujeta a los caprichos discrecionales de los responsables políticos. Comprender este contexto histórico es fundamental para entender la esencia del monetarismo, una teoría que sigue desempeñando un papel importante en la configuración de las políticas y prácticas económicas modernas en todo el mundo.

    Monetarismo vs Economía Keynesiana: Un Estudio Comparativo

    Cuando se trata de teorías dominantes en economía, el Monetarismo y la Economía Keynesiana ocupan una posición central. Para comprender en profundidad cómo influyen en la estrategia fiscal y la planificación económica, vamos a sumergirnos en una comparación detallada.

    Keynes vs Monetarismo: Diferencias y Similitudes

    Tanto el Monetarismo como la economía keynesiana se centran en estrategias para gestionar la inestabilidad económica, pero proponen métodos diferentes. El monetarismo sugiere que el papel del gobierno es controlar la inflación regulando la oferta monetaria. La economía keynesiana, por otra parte, cree en la intervención activa del gobierno en la economía mediante la política fiscal, como los impuestos y el gasto público, especialmente durante una recesión. Mientras que los economistas keynesianos consideran el gasto público como un motor del crecimiento, los monetaristas temen que tales decisiones fiscales puedan disparar la inflación y crear volatilidad en los mercados. Para ilustrar esta diferencia principal, considera las respuestas de ambas teorías a las recesiones económicas:
    • Los monetaristas abogan por aumentar la oferta monetaria y bajar los tipos de interés. Argumentan que esto reduciría idealmente el desempleo y estimularía la actividad económica, manteniendo a raya la inflación.
    • Los keynesianos proponen un aumento del gasto público y recortes fiscales para impulsar la demanda, lo que puede estimular la economía y hacer frente al desempleo.
    A pesar de estas diferencias, ambas teorías reconocen la relación inversa entre inflación y desempleo, denominada Curva de Phillips. Existe consenso en que tomar decisiones políticas implica equilibrar cuidadosamente estos dos aspectos.

    Características únicas del Monetarismo frente a la Economía Keynesiana

    El Monetarismo presenta varias características distintivas frente a la Economía Keynesiana. Una de esas características es su afirmación de que los cambios en la oferta monetaria son el principal determinante de la actividad económica.

    En la Ecuación del Intercambio \( MV = PT \), los monetaristas sostienen que la velocidad (\(V\)) es relativamente constante y predecible. Por tanto, si la oferta monetaria (\(M\)) aumenta más deprisa que el volumen de transacciones (\(T\)), el nivel general de precios (\(P\)) subirá, provocando inflación.

    Además, los monetaristas se oponen firmemente a la idea de que los gobiernos puedan reducir permanentemente el desempleo aumentando la demanda. Son escépticos sobre la eficacia a largo plazo de medidas keynesianas como el estímulo fiscal. En su lugar, abogan por normas políticas que limiten el crecimiento de la oferta monetaria en consonancia con el crecimiento de la economía. Además, el monetarismo postula que, a largo plazo, la política monetaria tiene poco impacto en variables reales como la producción y el empleo. Esta creencia procede del principio de neutralidad del dinero, que sugiere que la oferta monetaria sólo puede influir en los niveles de precios y la inflación a largo plazo, no en las variables económicas reales. Por otra parte, la economía keynesiana afirma que el gasto público puede ayudar a salvar la brecha entre ahorro e inversión, estimulando la actividad económica y el empleo, especialmente durante las recesiones. Esta teoría hace hincapié en un papel más proactivo del gobierno respecto a los resultados económicos. Aunque estas características únicas separan el monetarismo de la economía keynesiana, ambas teorías ofrecen valiosas ideas sobre el funcionamiento de la economía, ideas que siguen influyendo en las políticas económicas de todo el mundo. Comprender estas diferencias clave te permitirá entender la compleja mecánica que sustenta las políticas macroeconómicas.

    Profundizando en la Teoría del Monetarismo

    El monetarismo, en esencia, es una receta para la estabilidad monetaria. Sus fundamentos implican que el control de la oferta monetaria debe ser el objetivo primordial de la política monetaria. Este enfoque contrasta con otras escuelas de pensamiento económico que proponen soluciones alternativas a los problemas económicos. Para apreciar plenamente su dinámica, es esencial comprender los principios fundamentales que sustentan esta teoría y la relación teórica entre el monetarismo y el crecimiento económico.

    Principios fundamentales de la teoría del monetarismo

    En el corazón del monetarismo hay varios principios clave Neutralidad del dinero: Los monetaristas creen que los cambios en la oferta monetaria sólo tienen un efecto temporal sobre variables reales como la producción y el empleo a corto plazo. Sin embargo, a largo plazo, los cambios en la oferta monetaria sólo afectan al nivel general de precios y a la inflación, y por eso se denomina principio de "neutralidad del dinero". 2. Teoría cuantitativa del dinero: Los monetaristas aplican la Teoría de la Cantidad de Dinero, que afirma que la oferta monetaria tiene una relación directa y proporcional con el nivel de precios. Esto se representa mediante la ecuación \( MV = PT \) donde \( M \) es la oferta monetaria, \( V \) es la velocidad del dinero, \( P \) es el nivel general de precios, y \( T \) es el número de transacciones. 3. Teoría de la Cantidad de Dinero: Los monetaristas aplican la Teoría de la Cantidad de Dinero, que afirma que la oferta monetaria tiene una relación directa y proporcional con el nivel de precios. Tasa Natural de Desempleo: Según el monetarismo, existe una "tasa natural" de desempleo en la economía que las medidas políticas no pueden reducir a largo plazo. Cualquier intento de reducir el desempleo por debajo de esta tasa natural sólo dará lugar a una mayor inflación. 4. Objetivo de inflación: Otro principio importante del monetarismo es el objetivo de inflación. Mediante el control de la tasa de crecimiento de la oferta monetaria, se supone que se puede conseguir una tasa de inflación predecible, que proporcione estabilidad y confianza a los agentes económicos, como los inversores y los consumidores. 5. Discreción frente a Reglas: La discrecionalidad frente a las reglas es un principio fundamental de la política monetaria. Discreción frente a reglas: Los monetaristas defienden las reglas frente a la discreción en la política monetaria. Creen que un enfoque basado en reglas fijas -como el aumento de la oferta monetaria a un ritmo anual fijo- ayuda a evitar las fluctuaciones económicas inducidas por la política. 6. Papel limitado del gobierno: La política monetaria es un instrumento de la política económica. Papel limitado del gobierno: El Monetarismo hace mucho hincapié en un papel limitado del gobierno en los asuntos económicos, defendiendo firmemente los principios del libre mercado.

    Monetarismo y Crecimiento Económico: Un vínculo teórico

    El monetarismo establece una fuerte conexión entre la estabilidad monetaria y el crecimiento económico. Según la teoría monetarista, un crecimiento estable y predecible de la oferta monetaria garantiza una inflación estable, creando así un entorno económico que fomenta el crecimiento. Este vínculo está estrechamente relacionado con el principio de neutralidad del dinero, que sugiere que, a largo plazo, los cambios en la oferta monetaria sólo afectan a la inflación. Una inflación estable y las expectativas de dicha estabilidad pueden dar lugar a un entorno económico que promueva la inversión y el crecimiento. Los cambios imprevistos en la inflación pueden crear incertidumbre, lo que puede dar lugar a una menor inversión y, por tanto, a un crecimiento económico más lento. Más allá de cierto umbral, tanto la inflación como una inflación inesperadamente alta pueden distorsionar la toma de decisiones económicas, dando lugar a una asignación ineficaz de los recursos y a un crecimiento económico potencialmente más lento. Por tanto, al centrarse en la estabilidad monetaria, el monetarismo pretende crear un clima económico que conduzca a una toma de decisiones eficiente y, por tanto, a un crecimiento económico sólido. Desde el punto de vista monetarista, el papel del banco central es garantizar esta estabilidad monetaria, proporcionando una base firme para el crecimiento. Esto no significa que el banco central pueda influir directamente en la tasa de crecimiento o en el nivel de producción de la economía. Recordando el principio de neutralidad del dinero, la producción y otras variables reales están determinadas principalmente por factores como la tecnología, la demografía y las preferencias, no por la oferta monetaria. En resumen, el monetarismo propone un cierto tipo de relación entre la oferta monetaria, la inflación y el crecimiento económico. Defiende la afirmación de que controlando la oferta monetaria y garantizando así una inflación estable, se puede crear un entorno propicio para un crecimiento económico constante.

    Cómo afecta el monetarismo a la economía

    Al evaluar las teorías económicas, es crucial comprender los profundos efectos que pueden tener en el funcionamiento de una economía. El monetarismo, centrado en la política monetaria, no es diferente. Su impacto puede observarse en diversos aspectos de los resultados económicos: desde la inflación y los tipos de interés hasta el crecimiento económico general.

    Papel del Monetarismo en la Expansión Económica

    El monetarismo desempeña un papel fundamental durante los periodos de expansión económica. Según los puntos de vista monetaristas, la inflación procede de aumentos frenéticos de la oferta monetaria que superan con creces el crecimiento económico. Si se toman medidas para aumentar las proporciones de la oferta monetaria en una economía, se espera que se produzca un aumento del gasto de los consumidores. Esto ocurre cuando los consumidores tienen acceso a más dinero; es probable que gasten más, lo que lleva a las empresas a aumentar su producción para satisfacer la demanda. Esta cadena de acontecimientos podría impulsar potencialmente el PIB y los niveles de empleo, dos factores vitales para la expansión económica. Sin embargo, el objetivo del monetarismo no es sólo la expansión de la producción, sino también el equilibrio de la economía en general. Al controlar la oferta monetaria, el monetarismo pretende combatir las tasas de inflación. Los monetaristas argumentan que mantener la previsibilidad de la inflación garantiza un entorno económico que fomenta el crecimiento. Los inversores, ante unas tasas de inflación predecibles, se sienten más seguros para invertir, lo que alimenta aún más la expansión económica. En esencia, la literatura monetarista sostiene que si la oferta monetaria crece a un ritmo moderado y constante, proporcional al crecimiento del PIB real, la inflación se mantiene predecible y moderada. Dado que los bancos centrales suelen aplicar políticas diseñadas para fomentar un crecimiento económico constante, los principios del monetarismo sirven de guía útil durante estos periodos de expansión económica.

    Inconvenientes del efecto del monetarismo sobre el crecimiento económico

    A pesar de los convincentes efectos positivos que el monetarismo puede tener sobre el crecimiento económico, existen posibles desventajas que los estudiosos y los responsables políticos deben tener en cuenta. Una de las críticas más comunes al monetarismo se centra en su interés principal por controlar la inflación. Aunque la estabilidad de precios es realmente importante, los críticos argumentan que este tipo de estrategia económica puede a veces pasar por alto otros elementos cruciales, como las tasas de desempleo y la desigualdad de ingresos. Este problema es excepcionalmente grave durante las recesiones, cuando las políticas monetarias contractivas, destinadas a controlar la inflación, podrían empeorar el desempleo. Otra posible desventaja proviene de las posibles imprecisiones en la medición de la oferta monetaria. La política monetarista se basa en gran medida en mediciones precisas de la oferta monetaria. Sin embargo, en nuestro mundo digitalizado y globalizado, seguir y controlar con precisión la oferta monetaria total es una tarea compleja. Por último, el monetarismo pone mucho énfasis en el impacto a largo plazo de la oferta monetaria y apoya que los bancos centrales establezcan normas a largo plazo. Este enfoque puede ser algo inflexible, probablemente incapaz de adaptarse con rapidez a los cambios repentinos del entorno económico, como las crisis financieras o los avances tecnológicos. En conclusión, aunque el monetarismo ofrece un marco sólido para gestionar la inflación y estimular el crecimiento económico durante los periodos expansivos, es vital ser consciente de los posibles inconvenientes de su aplicación práctica. Un enfoque económico óptimo implicará probablemente una visión equilibrada, que tome ideas de diversas teorías económicas, para apoyar una economía sana y próspera.

    Monetarismo y Control de la Inflación: Una correlación crucial

    El monetarismo sirve de guía para controlar la inflación, principalmente manipulando la oferta de dinero que circula en una economía. En esta relación intervienen indicadores clave, como los agregados monetarios y la Teoría de la Cantidad de Dinero, junto con la aplicación de la política monetaria para mantener bajo control el nivel de precios. Para comprender cómo regula la inflación el monetarismo, es esencial conocer a fondo estos elementos críticos.

    El papel de los agregados monetarios en el monetarismo y la regulación de la inflación

    En el ámbito del monetarismo, los agregados monetarios son actores clave en la regulación de la inflación. Los agregados monetarios son categorías de la oferta monetaria utilizadas para medir la cantidad de liquidez de una economía, un factor fundamental para controlar la inflación. Los agregados monetarios suelen dividirse en diferentes categorías, como M0, M1, M2 y M3. Estas categorías comprenden distintos tipos de dinero, que van desde los activos más líquidos como la moneda física (monedas y billetes), hasta activos menos líquidos como los depósitos a plazo y las cuentas de ahorro. He aquí un desglose de estas categorías:
    • M0: Es la forma más líquida de dinero, a menudo denominada "base monetaria". Incluye el dinero físico en circulación y la base monetaria en manos de bancos y otras instituciones financieras.
    • M1: Incluye M0 y añade los depósitos a la vista (también denominados depósitos a la vista).
    • M2: M1 más los depósitos de ahorro, los fondos del mercado monetario y los depósitos a plazo más pequeños se denominan M2.
    • M3: Esta categoría incluye M2 y los depósitos a plazo más largo, los fondos institucionales del mercado monetario y otros grandes activos líquidos.
    Según el pensamiento monetarista, manipulando estos agregados monetarios, los bancos centrales pueden controlar la oferta monetaria y orientar la inflación. Por ejemplo, si las tasas de inflación son elevadas, los bancos centrales podrían aplicar medidas para reducir la oferta monetaria dentro de estos agregados, frenando así la inflación. A la inversa, si la inflación es demasiado baja o si hay deflación, los bancos centrales podrían aumentar la oferta monetaria dentro de estos agregados para empujar la inflación a un nivel deseado y saludable. En la práctica, los bancos centrales controlan estos agregados monetarios mediante diversos instrumentos, como las operaciones de mercado abierto, los requisitos de reservas y los tipos de interés sobre las reservas. En las operaciones de mercado abierto, los bancos centrales compran o venden valores públicos en el mercado abierto. Cuando los bancos centrales compran valores, aumentan las reservas en el sistema bancario, lo que en última instancia puede provocar un aumento de la oferta monetaria. Lo contrario ocurre cuando los bancos centrales venden valores. Las exigencias de reservas son las proporciones de depósitos que los bancos deben mantener en reservas. Manipulando los requisitos de reserva, los bancos centrales pueden controlar la cantidad de dinero que los bancos pueden prestar, influyendo así en la oferta monetaria. El tipo de interés de las reservas es el tipo que se paga por las reservas mantenidas en los bancos centrales. Modificando este tipo de interés, los bancos centrales pueden influir en el incentivo de los bancos para mantener reservas frente a prestarlas, afectando así a la oferta monetaria.

    El enfoque monetarista para mantener la inflación bajo control

    Según la teoría monetarista, la inflación es principalmente un fenómeno monetario, resultado de un crecimiento excesivo de la oferta monetaria. Los monetaristas, afirmando la Teoría de la Cantidad de Dinero, plantean una sencilla ecuación para representar esta idea: \( MV = PT \). En la ecuación, \( M \) significa oferta monetaria, y \( V \) representa la velocidad del dinero (es decir, la velocidad a la que el dinero cambia de manos). \( P \) es la tasa de inflación y \( T \) marca el volumen de transacciones dentro de una economía. Para mantener la inflación bajo control, los monetaristas abogan principalmente por el control de la oferta monetaria \( M \). Limitando el crecimiento de la oferta monetaria al mismo ritmo que el del PIB real, se supone que se puede controlar la inflación \( P \). Por ejemplo, si el PIB real crece a un ritmo del 3% anual, los monetaristas recomiendan aumentar la oferta monetaria en la misma cantidad. Si la oferta monetaria crece a un ritmo más rápido que el PIB real, se cree que este crecimiento adicional provocará inflación. Este enfoque para controlar la inflación podría entenderse mejor a través del uso que hacen los bancos centrales de la política monetaria. Cuando el banco central observa que las tasas de inflación se desvían del rango aceptable, responde contrayendo o expandiendo la oferta monetaria en consecuencia. Si la inflación se dispara por encima de la tasa deseada, el banco central emplea una política monetaria contractiva mediante métodos como la subida de los tipos de interés o la venta de bonos del Estado, reduciendo así la oferta monetaria y enfriando la inflación. Por otra parte, si la inflación es tibia, el banco central puede utilizar la política monetaria expansiva recortando los tipos de interés o comprando bonos del Estado, lo que aumenta la oferta monetaria y dispara la inflación. En particular, aunque el monetarismo presenta un enfoque sólido para mantener la inflación bajo control, es fundamental recordar que el control total sobre la bestia aparentemente incontrolable y polifacética que es la inflación puede ser todo un reto. Así pues, aunque las teorías y herramientas del monetarismo ofrecen ideas valiosas, las aplicaciones en el mundo real pueden exigir una mezcla de diversas estrategias.

    Monetarismo - Puntos clave

    • El monetarismo promueve la idea de que el papel del gobierno es regular la inflación controlando la oferta monetaria, mientras que la economía keynesiana defiende la intervención activa del gobierno en la economía mediante la política fiscal.
    • El monetarismo subraya el papel de la oferta monetaria en la determinación de la actividad económica, mientras que la economía keynesiana hace hincapié en el papel del gasto público.
    • Los principios clave del monetarismo incluyen la Neutralidad del Dinero, la Teoría de la Cantidad de Dinero, la Tasa Natural de Desempleo, el Objetivo de Inflación, la preferencia por las reglas sobre la discrecionalidad en la política monetaria y un Papel Limitado del Gobierno en los asuntos económicos.
    • El Monetarismo defiende la idea de que un crecimiento estable y predecible de la oferta monetaria garantiza una inflación estable, promoviendo así un entorno económico que fomenta el crecimiento. Esto se conoce como el principio de la neutralidad monetaria.
    • Al centrarse en el control de la oferta monetaria, el Monetarismo puede tener un impacto significativo en los resultados económicos, afectando a aspectos como la inflación, los tipos de interés, el PIB y los niveles de empleo.
    Monetarismo Monetarismo
    Aprende con 15 tarjetas de Monetarismo en la aplicación StudySmarter gratis

    Tenemos 14,000 tarjetas de estudio sobre paisajes dinámicos.

    Regístrate con email

    ¿Ya tienes una cuenta? Iniciar sesión

    Preguntas frecuentes sobre Monetarismo
    ¿Qué es el Monetarismo en Economía?
    El Monetarismo es una teoría económica que enfatiza el papel de los gobiernos en controlar la cantidad de dinero en circulación para gestionar la economía.
    ¿Quién es el principal proponente del Monetarismo?
    El principal proponente del Monetarismo es el economista Milton Friedman.
    ¿Cuáles son los principios básicos del Monetarismo?
    El Monetarismo basa sus principios en controlar la oferta de dinero, evitar la inflación y promover el libre mercado.
    ¿Cómo afecta el Monetarismo a la política económica?
    El Monetarismo influye en la política económica al recomendar medidas para controlar la inflación y estabilizar la economía ajustando la oferta monetaria.

    Pon a prueba tus conocimientos con tarjetas de opción múltiple

    ¿Cuál es el concepto básico del Monetarismo?

    ¿En qué se diferencia el monetarismo de la economía keynesiana?

    ¿Cuál es el contexto histórico en el que el Monetarismo ganó popularidad?

    Siguiente

    Descubre materiales de aprendizaje con la aplicación gratuita StudySmarter

    Regístrate gratis
    1
    Acerca de StudySmarter

    StudySmarter es una compañía de tecnología educativa reconocida a nivel mundial, que ofrece una plataforma de aprendizaje integral diseñada para estudiantes de todas las edades y niveles educativos. Nuestra plataforma proporciona apoyo en el aprendizaje para una amplia gama de asignaturas, incluidas las STEM, Ciencias Sociales e Idiomas, y también ayuda a los estudiantes a dominar con éxito diversos exámenes y pruebas en todo el mundo, como GCSE, A Level, SAT, ACT, Abitur y más. Ofrecemos una extensa biblioteca de materiales de aprendizaje, incluidas tarjetas didácticas interactivas, soluciones completas de libros de texto y explicaciones detalladas. La tecnología avanzada y las herramientas que proporcionamos ayudan a los estudiantes a crear sus propios materiales de aprendizaje. El contenido de StudySmarter no solo es verificado por expertos, sino que también se actualiza regularmente para garantizar su precisión y relevancia.

    Aprende más
    Equipo editorial StudySmarter

    Equipo de profesores de Economía

    • Tiempo de lectura de 23 minutos
    • Revisado por el equipo editorial de StudySmarter
    Guardar explicación Guardar explicación

    Guardar explicación

    Sign-up for free

    Regístrate para poder subrayar y tomar apuntes. Es 100% gratis.

    Únete a más de 22 millones de estudiantes que aprenden con nuestra app StudySmarter.

    La primera app de aprendizaje que realmente tiene todo lo que necesitas para superar tus exámenes en un solo lugar.

    • Tarjetas y cuestionarios
    • Asistente de Estudio con IA
    • Planificador de estudio
    • Exámenes simulados
    • Toma de notas inteligente
    Únete a más de 22 millones de estudiantes que aprenden con nuestra app StudySmarter.

    Consigue acceso ilimitado con una cuenta gratuita de StudySmarter.

    • Acceso instantáneo a millones de materiales de aprendizaje.
    • Tarjetas de estudio, notas, exámenes de simulacro, herramientas de AI y más.
    • Todo lo que necesitas para sobresalir en tus exámenes.
    Second Popup Banner